Notas:

 Mensaje dado en el Instituto Normal de Mdeo. a nombre de ADEMU Mdeo. por la Secretaria General, Mtra. Daysi Iglesias.

 

Agradecer a la Dirección de los Institutos Normales esta invitación para intervenir a nombre de ADEMU Mdeo. en el Día del Patrimonio en un espacio denominado “Maestros, gremios y sindicatos”.

 

Decir que sería esperable que en esta intervención se expusiera la mirada del sindicato sobre la educación pública, sus luces y sus sombras, en este Día del Patrimonio. A pesar de la facilidad que significaría este abordaje opté por otro camino: comenzar a exponer públicamente argumentaciones que sostengan la indiscutible inclusión del gremio y de sus sindicatos en la educación pública uruguaya, en su construcción, en el diagnóstico y difusión de sus problemas, y en la búsqueda y promoción de soluciones.

 

Días de patrimonio –tangible e intangible- donde la educación figura en el centro de la cuestión.

 

Tangibles sus instituciones y organización, las asociaciones de Maestros han sido y son factores de importante incidencia en los temas educativos, en la exposición de sus problemáticas, y en la intervención para sus soluciones.

Intangibles los hilos que concluyen configurando cómo somos, quiénes somos, y qué lugar se ocupa en la realidad nacional. Entre ellos figuran una serie de hechos que podrían constituir notas de originalidad de los maestros, su gremio y sus sindicatos, y de su presencia en la vida pública por décadas. En tal sentido existe un trabajo de indagación de Yamandú González Sierra (Un siglo de acción pedagógica y gremial del magisterio. 50 años de lucha de la FUM)  y documentos de Memoria y Balance anual de la Federación Uruguaya de Magisterio que pueden servirnos de base referencial.

Veamos algunos pocos de esos hechos, que no han sido seleccionados sin intencionalidad, y seguramente pasibles de ser ampliados en un análisis de mayor profundidad y rigor.

En 1861 – hace 155 años- se llevó a cabo una REUNIÓN de MAESTROS con el propósito de “propender al mejoramiento de la enseñanza y crear una caja de ahorros”, agrega Yamandú Gónzalez en el trabajo realizado en 1996: “La perspectiva que los convocó pareciera haber sido eminentemente gremial, es decir de asociación profesional o de oficio, orientada a atender la precariedad de situación amenazada por los permanentes atrasos en los pagos a la que se procuraba enfrentar con la caja de ahorros”. Y agregamos esta incipiente acción gremial integra dos aspectos que va a resultar difícil de separar en la acción gremial y sindical de los Maestros: la imbricación de lo reivindicativo particular con la expresión de intereses vinculados a la educación como actividad social, como área específica del quehacer social. Un rasgo que pude resumirse en atender lo inmediato situado en un marco de interés por los temas de fondo de la educación. Parece que a nuestros antecesores del siglo XIX ya les resultaba dificultoso, o les resultaba imprescindible, unir los unos con los otros.

El 20 de junio de 1875 –hace 141 años- aparece un periódico “El Maestro”, con el subtítulo “Periódico Semanal destinado exclusivamente a propender al fomento de la Instrucción Primaria y a sostener los derechos del Profesorado.” Es que en magisterio la acción pública reivindicativa aparece arraigada, vinculada, fundada, en procesos de transformación y de mejora de la educación. Y esa impronta arraigó a su vez en la constitución de la visión de la sociedad sobre este gremio. Una especie de tránsito entre los particular y lo general, el interés particular asociado a algo más amplio: el buen desarrollo de la educación.

A fines de 1880 –hace 136 años- se reunió una Asamblea de Maestros en el Ateneo del Uruguay (como lo recoge González) para “tratar de gestiones para cobrar lo sueldos devengados”. “En ella se resolvió enviar una carta al Ministro de Gobierno que fuera firmada por María Stagnero de Munar como representante del movimiento”. Este este otro rasgo de este patrimonio intangible lo polifacético de los maestros: sus campos de acción no fueron sesgados, es gente de estudios, de desempeño docente y de injerencia en asuntos gremiales.

En 1882 –hace 134 años- se comienza la consideración del primer paro de maestros, motivo: haberes impagos.

En octubre de 1882 –recoge Yamandú González- los Maestros confrontan con el gobierno de Santos. Unos 100 maestros reunidos, tres horas y media de debate, resuelven ir a la huelga si no se pagan los haberes atrasados, formar comisiones para hablar con los docentes que no concurrieron a la asamblea, a la vez que aprobaron un manifiesto dirigido al país.

Como respuesta el Gobierno aprobó un decreto que referían a la actitud hostil a la autoridad de Inspectores y maestros “pretendiendo imponer en plazo perentorio el pago de alguna pocas mensualidades que les adeuda la Nación”… señalando que “se ponen en peligro intereses generales de la mayor importancia y trascendencia resolviendo el castigo a sus autores: cesó en sus cargos a once maestros entre ellos Joaquín Sánchez (Inspector de Durazno), Ruiz Zorrilla (Inspector de Maldonado) y a los maestros Claramunt, Vázquez Cores, Portela y Lizaza y Calvo”. Se constituye en la historia otra línea que atraviesa las características del movimiento gremial y sindical, la integración de las denominadas jerarquías. Como muestra de un enfoque particular en las expresiones gremiales y sindicales se integran desde los maestros de aula a los cargos inspectivos.

A consecuencia de las destituciones, los alumnos de la Escuela de Tercer Grado apoyaron la actitud de los maestros y consideraron arbitraria la resolución por la destitución de los maestros de la Escuela a la que tienen “el honor de pertenecer”.

Es en 1906 – hace 110 años- que surge la primera Asociación de maestros denominada “José Pedro Varela”, según recoge González, procura la unión para “perseguir la perfección moral y material que nunca puede alcanzarse en el trabajo aislado”. Esta Asociación buscará incidir en temas tales como concursos, programas para maestros, horarios, y sueldos en caso de licencias por enfermedad. Y… bajo la dirección de Horacio Dura comenzó la edición de la “Revista Pedagógica del Uruguay”, donde se suman finalidades vinculadas a la contribución al desarrollo de la Escuela Pública, de la nación, y reivindicar la profesión del maestro.

Será el 20 de junio de 1920 – hace 96 años- que se constituye la FMU (Federación Magisterial Uruguay). Comienza un abordase a temas que trascienden lo nacional o reivindicativo. Es así que en 1927 envían telegrama a la Corte suprema de EEUU solicitando la conmutación de la condena a Sacco y Vanzzetti  arugmentando que de esa forma se dará ejemplo a las nuevas generaciones de las actuales y futuras democracias un ejemplo de serena y elevada justicia social”.

Será en 1936 – hace 80 años -que se unifiquen la FMU, la José Pedro Varela y del Centro de Maestros del uruguay que se constituye la Unión Nacional del Magisterio, cuyo Secretario de redacción fue Julio Castro.

En el Congreso de 1943, cuando se constituye la Federación de Asociaciones Magisteriales del Uruguay (FAMU), incluyendo entre sus finalidades: “ la defensa de la Escuela Laica, obligatoria y gratuita para provecho de todas las clases sociales; dotar a la escuela de espíritu y actividad nuevos fortaleciendo las posibilidades experimentadoras, seguros de que el porvenir de la República en su aprovechamiento intensivo de la tierra y fincará en el mejor estudio y conocimiento del medio campesino lo esencial de su trabajo transformador tratando de convertir la escuela rural en laboratorio y oficina, universidad y centro social; activa defensa de la democracia uniendo su ideal con su base económica , y apoyo a las democracias del mundo en su lucha contra el fascismo; la integración del Consejo de Enseñanza por maestros porque como rama técnica no puede estar en manos del azar político.”

Es en febrero de 1945 se constituye la FUM por la unión de la Confederación de Maestros del Uruguay y la Federación de Asociaciones Magisteriales del Uruguay, cuya finalidad 3 indica:

estar al servicio de la educación y la cultura del pueblo, orientando a las generaciones jóvenes mediante una enseñanza pública, de naturaleza democrática, laica, gratuita y obligatoria. Luchar por la democratización de la enseñanza, y propiciar las modificaciones técnico pedagógicas que aseguren la mayor eficacia y racionalidad de nuestras prácticas escolares.”

Vendrán tiempos complejos, de existencia, de lucha, de proscripción y cierre, de resurgimiento y las improntas constituidas en el pasaje del tiempo se mantienen: defensa de derechos, batallas por aspectos materiales del sistema, y esa porfiada injerencia en los temas pedagógicos, los cuales los han tenido y tienen como protagonistas. Solo a modo de recuerdo ADEMU Mdeo., ante las primeras ATD del año 1991, elaboró un conjunto de propuestas que difundió y planteó a través de delegados a la ATD Nacional: cuando nadie lo mencionaba incorporó una mirada distinta sobre la institución escolar, como centro de construcción colectiva, y puso sobre la mesa formalmente, por primera vez, la exigencia de Salas Docentes como parte de la vida escolar y espacio para la elaboración conjunta de la cultura escolar. 

Pareciera que hablando de la educación como patrimonio resulta difícil, para cualquier uruguayo, desarraigar de ese patrimonio a las organizaciones sindicales de los Maestros.

http://b.artbetting.net/

UK Bookmaker http://f.artbetting.net
Reviw on bokmaker Number 1 in uk http://w.artbetting.net/ William Hill
Full Reviw on best bokmaker - Ladbrokes http://l.artbetting.net/ full information

In order to view RSCoolMp3Player you need Flash Player 9+ support!

Get Adobe Flash player